domingo, agosto 06, 2017

Miguel Gaya / Con los brazos cruzados















Con los brazos cruzados, de pie en los cañaverales,
contemplamos la ciudad que se hunde en su polvo dorado.
Cada año Medea
en los televisores de todos los palazzos
afirma que las madres son las dueñas de sus hijos.
Lo afirma con sus dientes blancos
de desgarrar la ropa.
Y cada año la ciudad se hunde de a centímetros
en su podredumbre de oro.

Cada mañana al despuntar el día
la ciudad se construye
para que hablemos de ella como si estuviera ausente.
Cada año nos vamos al despuntar el día
alejándonos a remo y sin mirar detrás nuestro.

Ahora de pie y con los brazos cruzados entre el barro y las cañas
recordamos con amor y con ira
a Desdémona inocente.
Pensamos en volver a la ciudad,
pensamos en sus calles
adonde nos dedicaremos
a la destrucción y el pillaje.

Cada año nos perdemos de encontrarla
a la vista
de todos.

[inédito]

Miguel Gaya (Ayacucho, Argentina, 1953)

Foto: Miguel Gaya en FB


No hay comentarios.:

Publicar un comentario